El arco de medio punto: definición, historia y variantes

Si hablamos de arquitectura histórica, resulta inevitable no mencionar el arco de medio punto como una pieza fundamental en la época de los romanos, pues se trata de un elemento de construcción que figuró durante mucho tiempo en reconocidas edificaciones.

La historia universal, se encuentra llena de técnicas arquitectónicas que a lo largo de los años han dejado una huella en la apariencia de numerosas ciudades, debido a su singular forma y atractivo, si bien no siempre conocemos los detalles de su historia.

Es probable que hayas oído hablar sobre el arco de medio punto en diferentes ocasiones, pero si quieres conocer más acerca de su historia y variantes, en este texto ampliaremos tus conocimientos.

¿Qué se define como arco de medio punto?

Se conoce al arco de medio punto al recurso utilizado en la arquitectura para realizar construcciones en forma de semicírculo.

La realización de esta media circunferencia, permite que el arco tenga la misma altura en su centro y en el centro de los puntos externos, enlazados por una línea imaginaria.

Este elemento de la construcción en principio fue realizado en la arquitectura abovedada, cuyo propósito era cubrir un espacio entre dos muros, creando para ello una cubierta o techo.

Dado que el principal material de esta construcción eran las dovelas (en forma de cuña), la forma más práctica de llevar a cabo el trabajo era mediante la técnica del arco de medio punto. Además de dovelas, solían conformarse también por ladrillo o piedra.

arcos de medio punto

Historia del arco de medio punto

Al igual que su uso, la historia del arco de medio punto se encuentra revestida de un interesante y práctico uso adjudicado a la época de Mesopotamia, donde comenzó a ser utilizado este por primera vez, específicamente en la arquitectura caldea 3.000 años antes de Cristo.

No obstante, la popularidad de este tipo de arco es atribuida especialmente a los Romanos, quienes durante los siglos XI, XII y XIII, emplearon este recurso arquitectónico en diferentes regiones del Mediterráneo.

Es por ello que en las derivaciones del arte románico como es el caso de la arquitectura Barroca, Románica y Renacentista, es característica la presencia del arco de medio punto.

El uso de esta técnica, aunque no sea muy mencionada, continúa estando presente en diferentes escenarios, tal es el caso de las entradas de iglesias o puentes. La Iglesia de la Asunción en Sevilla, y el Mercado de Abastos en Carmona, son algunos ejemplos de su uso.

Variaciones

Un aspecto del arco de medio punto que resulta ampliamente llamativo, son las derivaciones que éste suele presentar. Derivadas de la forma básica de un semicírculo, de él se pueden identificar tres variaciones:

Arco rebajado

Este tipo de arco, aunque posee una forma semicircular, por su forma aplanada, es una de las variantes principales.

Esta diferenciación se debe a que su centro se encuentra por debajo de la línea horizontal imaginaria que se utiliza para apoyar su construcción.

Esto lo hace un arco de menor resalte y con un ángulo más agudo que el arco de medio punto común. Su forma es aplastada por lo que no es difícil reconocer este arco rebajado.

El principio del Renacimiento fue la época específica donde comenzó a popularizarse esta variante.

Arco peraltado

Contrario al arco rebajado, en esta variante su centro se encuentra por encima de los puntos de apoyo. Al mostrarse por encima el centro por encima de la línea imaginaria, se produce que el arco tenga un mayor realce, su visualización sea más esbelta, ya que la circunferencia del arco, sobresale más que en el anterior.

El arte Prerrománico, específicamente el Arte Asturiano, es donde principalmente se puede situar la construcción de esta variante.

Arco Parabólico

Aunque se trata de un diseño ligeramente diferente, este tipo de arco se considera otra variante. Su diseño se asocia a los Hitas, sin embargo, es más relacionado a Gaudí en el Siglo XIX, quien utilizó arcos de forma no circulares.

¿Te ha gustado? ¡Vótalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable datos: Agustín Ruiz | Finalidad: Poner orden sobre los comentarios | Destinatario: Ninguno, tus datos no saldran de aquí a ningún destinatario | Conservación: Mienstras que la persona interesada no solicite que se eliminen | Derechos: Para acceder, portar, rectificar, limitar, suprimir y a que olvidemos tus datos | Legitimación: El consentimiento expreso que nos brindas al aceptar nuestra política de privacidad +info.